Como se suele decir, prevenir es mejor que curar… y mucho más rentable cuando hablamos de reputación online.

Control

Al gestionar tu cuenta, creamos un sistema de alertas asociadas a una serie de palabras clave relacionadas con su empresa (nombre corporativo, nombre de los principales directivos, nombre de los productos o líneas de negocio) de este modo, somos los primeros en conocer todo el contenido que puede afectarle para bien o para mal.

La información en Internet es infinita, redes sociales, blogs, webs informativas, foros… Que un usuario haga un mal comentario acerca de un negocio o una persona en un foro puede afectar de forma significativa al duro trabajo que se ha desempeñado durante años. Nuestro objetivo es tener el control de lo que se publica (en la medida de lo posible) para lograr que estos incidentes no sobrepasen su propio medio.

Seguimiento

Analizado el contenido, tratamos de eliminar los comentarios o noticias negativas por mediación directa o a través de nuestro departamento de consultoría legal. Cuando no es posible, generamos una estrategia de contenidos internos y externos que son posicionados en los buscadores, y anticipándonos para que los comentarios malignos no sean relevantes.

Y aún vamos más allá, al detectar una amenaza potencial realizamos periódicamente un seguimiento para ver si el contenido negativo está subiendo posiciones en los buscadores en algún término relevante, de ese modo tenemos tiempo de reacción e información suficiente para dirigir de la forma más adecuada nuestra estrategia de reputación.

Estás a un solo paso